Información turística

Información turística

La luz se filtra en las calles, tiñendo de oro el empedrado y las fachadas en esta ciudad.

Patrimonio de la Humanidad desde 1986, levanta su perfil medieval en el horizonte de la penillanura, e invita a descubrir otro Cáceres aún más remoto en el tiempo.

Sorprende su paisaje de rocas de formas singulares y la belleza del entorno

Declarado Monumento Natural en 1996 , su conjunto paisajista de bolos graníticos, balsas de aguas y la fauna que allí convive, hace de este entorno una explosión de vida y color. Aquí se encuentra también el famoso Museo Vostell de arte comtemporaneo.

Marco natural incomparable del Norte de la provincia.

El Valle del Ambroz es un paso natural abierto entre las dos mesetas, transitado desde tiempos ancestrales, y en el que diversas culturas han dejado sus huellas desde el Neolítico.

En invierno, el carnaval llena de color las calles de Navalmoral, olvidando la quietud de las dehesas y los templos romanos.

Desde la atalaya del Castillo de Belvís se divisan las nevadas cumbres de Gredos, y a sus pies se derrama el Campo Arañuelo con toda su riqueza histórica, cultural y agraria, con multidos de vestigios de la Reconquista diseminados por estos parajes.

Alfonso XI no encontró parajes más agrestes y exuberantes en su paso por Extremadura.

Isabel la Católica halló en estas tierras su “paraíso”. Esconden Las Villuercas y Los Ibores dos Patrimonios declarados de interés por la UNESCO: El Monasterio de Guadalupe y el Geoparque Villuercas-Ibores-Jara. Tierra de peregrinos, artesanos y músicos, quienes han recorrido un relieve que se pierde en el origen de los tiempos.

Información turística

Frontera natural entre dos comunidades.

En pocos lugares el patrimonio cultural está tan unido a la tierra como en Las Hurdes, tierra de leyendas, de pizarra, de agua y de bosque, en la que la naturaleza se hace puente o casa sin apenas quebrarse.

Un lugar donde contemplar “la memoria” de las cercanas sierras.

Las nieves vuelves en primavera en forma de pétalos, el verano se salpica de guindas, y las tierras de la comarca fueron testigo de batallas como la de Tornavacas, además de otros elementos diferenciadores como el Jarramplas.

Tierra de nobles, naturaleza y patrimonio aúnan su poder para conferir a la comarca todo el atractivo que posee.

La armonía entre la naturaleza y los numerosos núcleos de población rural, con una arquitectura popular muy característica y singular, reflejan la esencia que percibimos al pasear por sus calles.

Desde época vetona hasta Los Pizarro, la cantidad de personajes ilustres que han pasado por sus tierras han dejado su particular huella en la zona.

Hubo una época en la que nobles y reyes, aventureros y comerciantes, poetas y artistas habitaban estas tierras. En ellas quedaron sus hogares, sus tradiciones, y sus nombres traspasaron fronteras. En la quietud de la llanura se dibuja el altivo Trujillo.

Su nombre desciende del lema “Para que plazca a Dios y a los hombres”.

Una hermosa ciudad fundada en el siglo XII por Alfonso VIII, que dentro de su muralla esconde disputas entre almohades y cristianos, y aún mantiene su esencia de ciudad fortificada con su poderosa muralla, sus calles estrechas, pasadizos, palacios e iglesias.

Información turística

Entre su apabullante paisaje destacan recursos culturales de gran valor como iglesias, castillos, artesanía y patrimonio inmaterial.”.

Máximo exponente de la naturaleza extremeña, ejemplo de fauna y vegetación mediterránea, es también lugar de convivencia entre el hombre y la naturaleza. Sus pueblos albergan un rico patrimonio histórico-artístico, y los ríos Tajo y Tiétar y las sierras que los acompañan han sido protagonistas del transcurrir del tiempo.

Una reserva transitada desde tiempos inmemoriales; sus dólmenes y abrigos prehistóricos por toda la zona lo recuerdan.

Tierra de Reconquista en la que las órdenes militares dejaron su huella en iglesias y caminos. La Orden de Alcántara disemina su cruz y el nombre de sus caballeros a través del tiempo y el territorio. El teatro torna las noches de agosto en pura magia.

Comarca rica en agua, madera y aire, la Sierra de Gata nos descubre impasible ante el tiempo su gran patrimonio.

Entre olivos centenarios y bosques de castaños perdidos en la bruma, descubrimos los placeres de una comarca rica en agua y madera, donde disfrutar de toda una gama de sabores auténticos y autóctonos.

El corazón de Extremadura.

Separando las cuencas del Tajo y el Guadiana, sus pueblos nos enseñan un pasado de castros celtas, de villas y puentes romanos y de la España visigoda de Santa Lucía del Trampal. Tierra de vinos y de jamones, de encinas centenarias y de paisajes que nunca defraudan al visitante.

Blog

23 abril, 2018

Bienvenidos a www.turismocaceres.es

Bienvenidos a una nueva página turística de Cáceres y provincia. Turismocaceres.es es el nombre con el que Insertus ha querido diferenciar su linea de servicios de […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies